“Los niños con adicción a los videojuegos pueden desarrollar problemas en la salud”

0

Hoy en día, y prácticamente desde que nacen, los niños tienen acceso al chip electrónico, la televisión, internet, y principalmente los videojuegos son los culpables de que los más pequeños tengan una enorme pasión por las pantallas.

El Dr. Aldana, del Servicio de Pediatría de Policlínica Gipuzkoa, explica que “aunque los videojuegos pueden ayudar al desarrollo de la mente, cada vez es mayor el abuso que se hace de las pantallas digitales, lo que puede provocar riesgos en la salud de los más pequeños de la casa”.

En este tiempo de fiestas navideñas es muy habitual regalar a los niños juguetes digitales, cuando “deberíamos fomentar los juegos al aire libre que obliguen a los niños a moverse e interactuar con otros niños, como por ejemplo una bicicleta o una comba”, apunta el especialista.

Pueden ayudar a desarrollar la mente

Son varios los beneficios que aportan este tipo de juegos a los niños, pero hay que saber escoger los que pueden ayudar a desarrollar la mente. La principal capacidad que desarrollan los videojuegos son la coordinación, principalmente entre el ojo y la mano, pero cada vez vemos más los videojuegos en los que puedes mover las piernas y los pies. Además, algunos videojuegos mejoran el razonamiento lógico, la capacidad de decisión, fomentan el trabajo en equipo y promueven la decisión de enfrentarse a los retos.

Una adicción con graves riesgos

El principal riesgo de los videojuegos es su adicción. En muchas ocasiones los más pequeños prefieren realizar este tipo de actividades y rechazan otras, como es la actividad física. La tendencia al sedentarismo y a la obesidad en la infancia es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los niños adictos a los videojuegos, se olvidan de cualquier tipo de actividad al aire libre y sólo permanece el interés en el juego.

“Los niños que padecen obesidad infantil son más propensos a desarrollar enfermedades durante la edad adulta, como pueden ser diabetes tipo 2, apnea obstructiva del sueño, hipertensión, dislipidemia, síndrome metabólico, problemas cardiovasculares e incluso cáncer, además de generar problemas para el desarrollo de relaciones sociales”, explica Alberto.

“Además, hay otro factor bastante preocupante, que es el visual. A edades tempranas los niños aún no tienen bien desarrollados los conductos oculares, por lo que les cuesta focalizar o fijar las imágenes. El aparato visual se desarrolla hasta los ocho años aproximadamente. Si continuamente les exponemos a las pantallas que se ven a una distancia mínima, pueden aparecer problemas tempranos de miopía, astigmatismo y otros errores refractivos”, recalca el Dr. Aldana.

Otras de las patologías que pueden aparecer como causa de un exceso de videojuegos es el insomnio; si los juegos son utilizados antes de la hora de dormir, producen alteraciones en el sueño, tanto en su estructura como en la conciliación del mismo. Esto puede afectar al rendimiento escolar, a la habilidad emocional y a las relaciones familiares.

La salud mental también se deteriora por el uso desmedido de este tipo de tecnología, pues, si no existen unos límites, puede intensificarse la posibilidad de que los niños se enfrenten a un mayor aislamiento social.

Algunos de los síntomas que señalan una posible adicción al uso de los dispositivos electrónicos son la ansiedad, la irritabilidad y la ira.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR