“El miedo” por Teo Mariscal, Fundación Bocalán

0
  • Conocemos más sobre “El Miedo” gracias al especialista en comportamiento animal y humano, Teo Mariscal.
Aunque pueda parecer tremendamente complejo describir el miedo, dadas las multiples manifestaciones y respuestas conductuales derivadas de este. El miedo en si, no es más que una respuesta automático-refleja que varia en intensidad; no solamente en función del estimulo que es potencialmente agresor, sino también en función de multiples variables disposicionales tales como la especie, la edad, el genero, factores hormonales, entre otros; junto a un historial de aprendizaje en el que toman parte la socialización del individuo, creencias, o los posibles eventos traumáticos que ha experimentado.

El miedo, al tratarse de una respuesta automático-refleja no está sujeto a procesos de reforzamiento; por ello la tan usada frase “ no le acaricies ahora porque estas reforzando el miedo” no tiene ningún sentido; el miedo no se puede reforzar.

El conjunto de respuestas fisiológicas entre las que están presentes la adrenalina, la horripilación de los vellos debido a la acción de esta, la sudoración, dilatación de pupilas, aumento de la frecuencia cardiaca y de la presión sanguínea, constituirían lo que comúnmente llamamos miedo.

Ese tipo de respuestas neurofisiológicas normalmente desagradables, provocan por escape, una serie de conductas motoras operantes en función de huir del miedo o convivir con el de manera menos incomoda.

El perro con miedo al tráfico huye para hacer desaparecer esa sensación aversiva provocada por el miedo, reforzándose negativamente su conducta motora; en definitiva, el perro corre porque no quiere sentir esa sensación de miedo mas tiempo, o porque la quiere evitar.
En contextos en los que la huida es imposible, los organismos , ya sean hombres o perros, tendemos a desarrollar conductas motoras que nos sirven para apaciguar la sensación; conductas entre las que están todo tipo de supersticiones ( “si me santiguo tres veces esto se solucionará” ; “¡Dios mío, Dios mío! que no sea nada malo”  ) o conductas puramente de sustitución entre las que están frotarse las manos si se trata de una persona u olfatear el suelo o rascarse si estamos tratando con un perro.

Todas estas conductas motoras no son el miedo, sino la forma de solventar el miedo, están basadas en el refuerzo negativo.

No me atrevería a decir que este tipo de conductas deban ser tomadas en cuenta y siempre modificadas, puesto que en tanto en cuanto, estas sirvan para solucionar el problema, no dejan de ser funcionales.
Cualquier tratamiento o intervención debería también ir enfocado a la parte clásica y a cambiar la respuesta automático-refleja usando procedimientos como el contracondicionamiento.
Si modificamos el establecimiento de operaciones y las respuestas automatico reflejas a determinados estímulos condicionados previas a una conducta operante basada en el refuerzo negativo, esta pierde su funcionalidad y por lo tanto dejará de aparecer.

Bocalán a través de su empresa de formación, Formación Canina Bocalán S.L., es sin duda la entidad dedicada a la conducta animal y a la formación de profesionales de adiestramiento más conocida en el ámbito internacional, con 20 años de vida y trabajando en más de 14 países.

Como Escuela de Formación, impartimos cursos por todo el mundo tanto a futuros adiestradores como a profesionales que deseen mejorar su técnica. Dado el éxito de nuestros programas formativos, estamos presentes en diferentes países como España, Chile, Argentina, Colombia, Peru, Guatemala, Costa Rica, México, U.S.A., Australia y Japón. Nuestro equipo de formadores es el más amplio y reputado del mundo, donde se encuentran integrados instructores de perros guía y perros de servicio, miembros de ADI, Instructores/Formadores oficiales de la Real Sociedad Canina, Campeones Nacionales y Mundiales, Etólogos de reconocido prestigio, jueces FCI, psicólogos, Masters en ABA, pedagogos y expertos en comunicación.

La Escuela de Formación de Profesionales Caninos Bocalán sirve de soporte económico para el proyecto social de Fundación Bocalán. Nuestros procedimientos de aprendizaje animal se basan exclusivamente en el Análisis Conductual Aplicado (ABA) con un enfoque absolutamente científico y respetuoso con los animales. Los mejores tienen siempre cabida en Bocalán, y en Bocalán se formaron gran parte de los mejores profesionales del mundo del entrenamiento animal. Hemos cumplido 20 años de vida, y te invitamos a compartir la experiencia con nosotros.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies