“Carga psicológica, no entrenamiento mental”, psicología deportiva por Javier de Miguel

0
  • El entrenamiento mental está sobrevalorado. No es posible mejorar el rendimiento mental, si no está acompañado de un entorno de entrenamiento que genere comportamientos, que ponen a punto, ese estado mental que debemos “tener” en la competición.

Pensar positivo ante una determinada dificultad, controlar las emociones que aumentan la tensión, mejorar nuestra respiración para relajarnos, visualizar nuestra actuación, establecer objetivos adecuados, cambiar pensamientos negativos… Nada de esto produce un cambio estable y de impacto ante una competición. Tiene su momento, pero es puntual y efímero.

Sin embargo, la carga psicológica es otra cuestión. Introducir, controlar, gestionar y evaluar la carga psicológica permite que los deportistas, realmente, trabajen las variables psicológicas.

Me refiero a trabajarlas más allá de las palabras. La carga psicológica deja la subjetividad de las palabras y de la propia mente, para pasar a la objetividad de la realidad. Utiliza las situaciones analizadas en la competición para dar “dosis” de realidad controlada a los deportistas. A veces, esa propia realidad, incluso es más dura que la que está presente en la competición, lo cual permite mayores cotas de rendimiento psicológico, si se sabe aplicar.

Por eso, para aplicar este tipo de carga, no vale cualquier psicólogo deportivo. Se necesita uno que tenga un perfil de “entrenador especializado”, capaz de:

  • Coordinarse con el entrenador principal.
  • Evaluar el rendimiento mental en situaciones de competición.
  • Dirigir a un equipo o deportista durante una sesión de entrenamiento.
  • Manejar la carga en función del rendimiento durante el ejercicio.
  • Saber utilizar el tiempo como herramienta psicológica.

Y es que, las cargas psicológicas son como cualquier otro tipo de carga deportiva, ya sean de tipo técnica, física o táctica. Por eso, insisto, no vale con cualquier perfil profesional. Además, en la pista los deportistas y los entrenadores saben cuando un profesional aporta al trabajo diario. Y si desde la psicología deportiva no cambiamos el paso, seguiremos con una presencia tímida, oculta y personalista en la alta competición.

 

” Las palabras y las acciones lo soportan todo, pero el entrenamiento no” Javier de Miguel.

 

Javier de Miguel

Tras pasar como psicólogo deportivo por las filas del Málaga C.F., actualmente aplica sus conocimiento formando tandem con el ex-Seleccionador Nacional, Javier Imbroda y el tenista, Juanjo Martín en Mind Company Sport.

Con grandes deportistas del panorama nacional bajo su supervisión, también compagina ser el psicólogo de referencia para el Club de Fútbol Sala, UMA Antequera.

Conoce más aqui

 

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies