El knowmad de la semana: Miguel Ángel Guisado

0

Vamos a descubrir un poco más a Miguel Ángel Guisado, un ingeniero que se dedica a comunicar y a enseñar a comunicar. Todo un reto en estos tiempos y que él supera con nota.

—¿Qué es para ti ser Knowmad?
—Una sorpresa. Un día lees lo que es. Otro día te lo cuentan. Y al tercer día, movido por un presentimiento, empiezas a hacer ese check list de reconocimiento y te dices ¡anda! ¡Pero si soy eso! Y entonces te sientes parte de un todo, de un colectivo de gente muy distinta, pero con un factor humano semejante al tuyo, inclusivo y complementario.

Reconocerte como knowmad y que te reconozcan como tal viene a reforzar el concepto de lo que ya eres. Compartes, investigas, emprendes y aprendes, ayudas y te ayudan. Y cuando, además, palpas la calidad profesional de los que te rodean, no puedes menos que poner en duda si, realmente, eres knowmad, con tus enormes limitaciones, más allá de una mera intención. ¡Vaya gente!

Existen, por supuesto, los knowmads solitarios, los que aún ni siquiera saben que lo son, como todos nosotros al principio… Es el sentimiento de pertenencia a este grupo —con valores— lo que anima y enorgullece.

—Háblanos sobre tu profesión o tu empresa
—Solía ser ingeniero, pero hace diez años me reinventé, movido por una antigua y anhelada vocación: la comunicación entre personas, aupar a los demás a ser excelentes en sus exposiciones y presentaciones públicas, a hacer brillar sus marcas personales en un auditorio, en una sala de juntas, en una tarima. Entreno a profesionales de cualquier cosa para que presenten también como profesionales. Con humor, disfrutando del momento y poniendo siempre las cosas importantes delante de todo: las personas.

—A lo largo de tu carrera ¿cuál es el proyecto que más te ha apasionado?
—Recuerdo el vértigo de abandonar un puesto directivo para empezar mi proyecto personal a puerta fría ¡Fue como mi primer vuelo en ala delta o mi primera inmersión! Me apasiona cualquier grupo nuevo que entreno. Cada grupo, cada persona, es un nuevo proyecto, nuevas ilusiones, nuevas caras, nuevas situaciones. Pero quizás me hace especial ilusión enseñar y entrenar a adolescentes para que lleguen a la universidad o a la profesión a la que aspiren con esas habilidades que nosotros no tuvimos. Paso a paso, grano a grano, mejorar la manera de comunicar solo puede llevar a resultados mejores, siempre que se haga sin fines manipuladores. Un país que comunica bien, será un mejor país.

—¿Cuáles son las claves para una educación óptima?
—Hablar el lenguaje de quien te atiende. Humor sin dramatismo. Buscar el talento de cada uno y hacer presa en él, no soltarlo. El talento sin esfuerzo normalmente sólo lleva a la frustración. El esfuerzo continuo, incluso sin talento, lleva a la satisfacción. Toda educación debe llevar aliento, ánimo, pasión. El conocimiento por sí solo es insípido. Hay que hacer vivir el conocimiento.

—¿Cómo te imaginas las profesiones del futuro?
—¿Sabes qué? ¡Me cuesta imaginarlas…! Veo mucho grafeno y realidad aumentada, chips, procesadores, conducción autónoma, nanochismes en medicina y en nuestras vidas y cuerpos en general y… me imagino un mundo digital, en el que destacarán —por escasas— las cualidades personales. ¿Sabes una profesión que no decaerá nunca? La fontanería. No hay forma digital de llevar agua de un lugar a otro.

—Si tuvieras que decir 3 cualidades para adaptarse a la sociedad del futuro ¿cuáles serían?
—No hay sociedad del futuro, es ésta ya. Y estamos en ella a cada instante. Cada segundo posterior es futuro. Pero en lugar de tres cualidades, voy a decirte cuatro, que son las cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza. Y una quinta de regalo: mirar más allá de nuestros ombligos…vamos a llamarlo generosidad.

—¿Qué proyectos profesionales tienes en tu mente?
—Uy, muchos… Terminar un libro-manual sobre lo que hago; la mirada puesta en Sudamérica, donde me gustaría darlas charlas y talleres, exportando el estilo europeo del Public Speaking y de las presentaciones de empresa. Y seguir creciendo, es un proyecto permanente.

—¿Qué te aporta pertenecer al grupo Knowmad?
—Amigos, gente en la gente confiar y nuevos puntos de vista (me aporta lujo, vaya…). Ilusión, que es la fuente y sustento de proyectos e ideas. Y, en el fondo, todo o parte de las siete primeras preguntas. Ah, y satisfacción.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies