El knowmad de la semana: Ángel Sanz

0

“Cambiar el mundo a través del deporte” es el propósito de Ángel Sanz. Este knowmad emprendedor y polifacético nos cuenta en esta entrevista en qué ámbitos trabaja para conseguir llevar a cabo su objetivo principal: “mostrar el deporte como herramienta educativa y de cambio”.

—¿Qué es para ti ser knowmad?
—Ser knowmad tiene dos implicaciones. La primera es comulgar con una filosofía donde se premia la generosidad, poner tu talento a disposición de los demás para ver crecer tu entorno en una dirección en la que prima la teconología, el bien común, compartir la educación y el apoyo a una nueva generación a la que se le muestra el camino a través del ejemplo. La segunda es aceptar que ayudar y apoyar no es una opción sino una obligación. No se puede ser sin actuar. Ser knowmad significa acción.

—Háblanos sobre tu profesión o tu empresa
—¿Tenemos dos o tres días para que te cuente todo?. En resumen, soy un emprendedor con un propósito vital que se refleja en toda mi actividad empresarial: cambiar el mundo a través del deporte. Creo firmemente en el deporte como una herramienta súper poderosa para producir el cambio que necesitamos ver, especialmente, en el ámbito de la educación y los valores. Para eso, somos referencia mundial a través del mentoring deportivo y desarrollamos proyectos espectaculares como la aplicación de los valores en la competición de tenis del Rafa Nadal Tour, el concepto “Basketball is Education”, que ha revolucionado el deporte base; la aplicación de los valores a través del deporte para el COE y Coca Cola o la Spartan Race que hemos traído a España y está liderando un cambio en el paradigma de las carreras más allá de la parte física.

Todos estos proyectos se empaquetan y se convierten en una oportunidad de inversión, de patrocinio y de activación especialmente interesantes para compañías que quieren hacer en el deporte algo más que poner un logo en un evento o una camiseta.

Fuera de eso, soy conferenciante internacional en foros como TED, tengo un blog en Expansión que se llama Re-imaginando donde hablo de educación, talento, deporte y negocios y soy profesor de emprendimiento en la Escuela Universitaria del Real Madrid Universidad Europea, donde sólo entiendo el aprendizaje a través de la experiencia con un sistema que llamamos “Learning by Living” donde, por ejemplo, nos vamos a la montaña un día para sentir lo que es emprender.

En fin, hago muchas cosas, pero todas orientadas a lo mismo: mostrar el deporte como herramienta educativa y de cambio.

Ángel Sanz

—A lo largo de tu carrera ¿cuál es el proyecto que más te ha apasionado?
—La verdad es que soy un apasionado de la vida. Vivo el presente con intensidad. El aquí y el ahora. Por tanto, el proyecto que más me apasiona es el que estoy desarrollando en ese momento. Ahora mismo, estoy especialmente volcado en la Spartan Race que está revolucionando el mundo de las carreras en España y en Europa.

Más allá de una carrera, estamos consiguiendo que sea una filosofía de actuar, que la gente disfrute del proceso de prepararse, que la considere como una fiesta de fin de curso donde lo importante es el año académico, que se deseventualice el producto y no dependa exclusivamente de lo que ocurre el día de la carrera, sino que pasen cosas continuamente tanto para los participantes como para los patrocinadores.

—¿Cuáles son las claves para una educación óptima?
—Si tengo que elegir una sola clave sería el compromiso. Si tuviéramos compromiso con la educación, las cosas serían diferentes. Hablo de compromiso de las instituciones, de las entidades educativas, de los padres, de la sociedad en general. Si estuviéramos comprometidos con la educación, no permitiríamos que estas aberraciones que estamos presenciando ocurrieran.

Creo que muchos saben lo que habría que hacer pero no lo quieren lo suficiente.

Más allá de esto, por darte una clave, creo que el aprendizaje habría que conectarlo con la experiencia. Mucha menos teoría y mucha más práctica. Pero una práctica con sentido y significado. Creo que deberíamos centrarnos en el desarrollo personal y de talentos individuales para aportar después el conocimiento. Veo más a los profesores como facilitadores que como transmisores de conocimientos.

—¿Cómo te imaginas las profesiones del futuro?
—Creo que el concepto profesión se va a suavizar mucho. Va a ser muy difícil hablar de profesión para hablar de áreas de trabajo, de territorios. Va a ir más de “qué eres capaz de hacer que ocurra” que “a qué te dedicas”. Creo que en el futuro estaremos buscando proyectos en los que aportar en lugar de profesionales o trabajos. Por tanto, creo que más que una “profesión de futuro” hablaría de una “actitud de futuro”. Y esa actitud para mí es la actitud emprendedora.

—Si tuvieras que decir 3 cualidades para adaptarse a la sociedad del futuro, ¿cuáles serían?
—La primera es lo que los americanos llaman “Grit”, que no tiene traducción literal en español, pero que sería algo así como “ser capaz de mantenerte fiel a un objetivo a largo plazo”. Ser capaz de empujar hacia lo que crees sin desistir va a ser especialmente clave para lo que nos viene encima.

La segunda sería la resiliencia. Ser capaz de aprender de los errores, entender que fallar es parte del proceso y salir reforzado de los fracasos. Imprescindible para aprender y ser parte de una sociedad donde el cambio es la constante.

Y la tercera sería el autoconocimiento donde pongo especial énfasis en la generosidad y la humildad. Saber tus virtudes y tus puntos de mejora para poder crecer y adaptarte a la vez que aportas algo a tu entorno.

—¿Qué proyectos profesionales tienes en tu mente?
—Seguir creciendo en lo que estamos ahora, que es desarrollar proyectos donde el deporte cambia la educación y la aportación a nuestra sociedad más allá del espectáculo. Darle más sentido al deporte. Para ello es especialmente clave la implementación y la acción y en lo que estamos ahora enfocados es en el desarrollo de una compañía que sea referencia en la activación e implementación de estos proyectos para ser referencia internacional de “hacer que las cosas pasen” aterrizando en cosas concretas un campo tan etéreo y a veces difuso como son los valores y la educación. Es una revolución para el patrocinio que le da más sentido a la inversión y, por otro lado, genera recursos para proyectos que tienen profundidad e impacto real.

Por otro lado, tenemos otro proyecto con otro knowmad, José Alberto Hernández, que llamamos Awakers, que pretende inspirar a la gente a utilizar el deporte para despertar y salir de la rutina del día a día. Será un proyecto audiovisual online que está recibiendo muchos apoyos. Empieza por un grupo de locos preparándose un Ironman 70.3 en Lanzarote y terminará como una plataforma en la que cualquiera encontrará el entorno adecuado para incorporarse a retos deportivos que les motiven para generar un cambio en sus hábitos.

—¿Qué te aporta pertenecer al grupo Knowmad?
—Por un lado, me hace sentir que no estoy solo en esto de cambiar el mundo. Hay más locos como yo. No estoy seguro por qué, pero me hace sentir mejor. Por otro lado, me permite ayudar y poner a disposición mis recursos, mis contactos y mis talentos para otros que están haciendo lo mismo que yo. Como dice Adam Grant, se ha demostrado que lo más rentable es dar sin esperar nada a cambio. Así que pertenecer al grupo Knowmad me permite ser el tipo más egoísta del mundo donde puedo dar todo lo que tengo para que pasen cosas mucho más importantes que nosotros.

Ángel Sanz

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies