Victor Jerez entrevistado en la revista del Estrecho para esta Semana Santa de Algeciras

0

 

  • Una entrevista en la que el emotivo pintor cuenta algunos detalles de cómo su sueño se ha materializado.

Emoción y sentimiento, esfuerzo y sacrificio diario, lucha y superación, son algunos de los valores que Víctor Jerez intenta plasmar para la posteridad en sus retratos. Sin embargo, entre pincelada y pincelada, descubrimos que el secreto de su éxito precisamente es que este artista algecireño encarna estos valores que tanto admira en sus obras. Talentoso, humilde y muy trabajador, Víctor Jerez, orgulloso algecireño, no deja de pasear bien alto el nombre de esta ciudad por las esferas del deporte nacional e internacional.

 

Víctor Jerez, ‘el pintor de los deportistas’, nos recibe para contarnos el secreto de sus recientes éxitos. La intensa trayectoria de este joven artista algecireño, lejos de estancarse, promete seguir despuntado en lo más alto. En tan sólo unos años, ha pasado de trabajar en el Puerto de Algeciras a retratar a la élite del deporte nacional e internacional, en vivo y en directo. Modelo de esfuerzo y sacrificio diario, Víctor Jerez es sobre todo un ejemplo de que los sueños, si crees en ellos, se cumplen.

Algecireño de los pies a la cabeza, del barrio de Las Colinas ¿Cómo recuerdas tu infancia?

Tengo el recuerdo de una infancia muy feliz. Crecí en el barrio de Las Colinas, allí tengo a mis amigos y allí he montado mi estudio. He crecido como un pequeño más, haciendo deporte, jugando mucho al fútbol en la calle y sin ningún tipo de interés hacia la pintura por aquel entonces.

Y de profesión: estibador

Soy estibador en el Puerto de Algeciras. Comencé a los veintidós años y ahí sigo trabajando. Mi vida ha cambiado mucho en los últimos años así que ahora compagino mi profesión con mi vida artística.

Precisamente, ¿cómo descubres tu faceta artística en la pintura?

Es curioso. La descubrí a través del cine, con carteles de películas de los años ochenta como Star Wars. Me llamó mucho la atención algunos carteles que eran pintados y entonces empecé a imitarlos. Cogí un lápiz y me puse a dibujar los carteles de las películas y a retratar a los actores. Ahí fue cuando me di cuenta que sabía pintar. Mi faceta como artista es totalmente autodidacta. Me ponía la banda sonora de la película que fuese, me metía en ese mundo mágico del cine, cogía un lápiz y me ponía a dibujar. Obviamente a través de muchas horas y horas de práctica, empecé a adquirir técnicas que me han llevado a poder hacer lo que estoy haciendo ahora mismo.

¿Cuándo se convierte este hobby en una posible carrera profesional?

Primero empecé poco a poco con los carteles de cine y se los mostré a una persona del Ayuntamiento de Algeciras. Decidimos exponerlos y fue tal el éxito que tuve que a partir de ahí me comenzaron a llegar muchos encargos de retratos. Soy una persona muy curiosa y aposté por mí mismo, me puse a prueba para ver hasta dónde podía llegar. Me pegaba horas y horas todos los días pintando e intentado nuevas técnicas, y fui descubriendo que cada vez lo hacía mejor. Así me construí mi fórmula particular: si iba mejorando cada día a través de mi dedicación, podría convertirlo en un posible futuro profesional.

Entonces das un salto importante pintando en directo en el Torneo Internacional de Polo de Sotogrande.

Ahí empieza la historia que se puede contar casi como un cuento de hadas. Después de mis inicios, de que descubro que sé pintar, o algo por el estilo, me doy cuenta que había que abarcar nuevos horizontes y sobre todo llamar la atención, porque si no te mueves nadie va a venir a llamar a tu puerta. Entonces decidí acercarme al polo, empecé a pintar allí en directo, me colé en las fiestas, y me ayudaron mucho. Hubo muchas personas que se portaron muy bien conmigo. Siempre iba pensando en que alguien me viese dentro de esos círculos, porque hay mucha variedad de personalidades, y así fue. En el tercer año hubo una persona que se fijó en mi y entonces cambió mi vida por completo.

Y terminas convirtiéndote en el ‘pintor de los deportistas’

Lo que está pasando ahora es increíble, todavía estoy en una nube. Esta persona que se fijó en mi se dedica al marketing, vio que hacia exposiciones de polo, de golf y demás y me dijo: “vas a ser el pintor de los deportistas, vas a ir a los mejores eventos internacionales y vamos a convertir el deporte en arte”. Y ya llevo tres años trabajando con ellos, con la asociación ‘Knowmads’, un gran equipo que me ayuda en todos los departamentos. Así empezamos a trabajar en mi sueño. Este año es el tercero que voy a pintar a los mejores tenistas del mundo en vivo y en directo. Estoy que no me lo termino de creer.

¿Qué es ‘The Knowmads’?

‘The Knowmads’ es una sociedad sin ánimo de lucro que se creó entre varias personas y son las que me están catapultando hacia donde estoy yendo. Lo que hacemos es ayudarnos unos a otros, cada uno dentro de su sector.

 

Texto: Sandra Domínguez

Fotografía: Nacho Márquez

Para leer más: Revista “El Estrecho”

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies