Nadadoras españolas en universidad de EEUU “Compaginar la natación y los estudios a un nivel tan alto, no llegué ni a soñarlo”

0

¿Seguir entrenando y compitiendo mientras estudias una carrera? ¿Crees que es muy difícil conseguirlo? ¡No eres el único! Muchos jóvenes deportistas españoles están en esa misma situación: quieren continuar con su deporte a un alto nivel compaginándolo con la universidad. Pero saben que en España es muy complicado cuadrar los horarios y llegar a todo. Por eso, cada vez más la oportunidad de marcharse a una universidad en EEUU donde poder compaginar estudios y deporte es más conocida. Las universidades americanas valoran mucho a los deportistas y les dan facilidades para poder adaptar los horarios de clase con los entrenamientos y competiciones. Además, ofrecen becas deportivas para cubrir total o parcialmente los gastos de estudiar allí.

En el caso de la natación, cada año más nadadores españoles que quieren estudiar una carrera sin renunciar a su deporte y encuentran las becas de natación en USA como la solución a sus problemas. Si tú también eres nadador y quieres saber más sobre las becas de natación en USA, aquí puedes conocer cuáles son los requisitos y el nivel deportivo y académico necesario para conseguir una beca de natación en una universidad americana.

Hoy te presentamos a 7 nadadoras españoles que están en universidades de División 1 en EEUU. ¿Cuántas horas entrenan? ¿Cómo consiguen cuadrar los horarios de clases con los entrenamientos? ¿Por qué tomaron la decisión de irse a EEUU? Nos cuentan todos los detalles de su experiencia en USA. ¡No te lo pierdas!

  • Laura Ruiz Astorga: Estudia en University of Arkansas Little Rock, acaba de empezar su cuarto año.
  • Andrea Ruiz Ramis: Está estudiando en University of Evansville y está en su segundo año de carrera.
  • Maria Artigas Fernandez: Se ha marchado este año a empezar sus estudios en University of Miami.
  • Carmen San Nicolas Martinez: Estudia su segundo año de carrera en University of Miami.
  • Rocío González-Espresati Clement: Acaba de marcharse a estudiar a Rice University.
  • Ana Menéndez Nava: Estudia su tercer año en University of South Carolina.
  • Carmen Escalante Ruiz: Está en Indiana University–Purdue University Indianapolis en su cuarto año.
Nadadoras DICARMEN SAN NICOLÁS CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO.

 

¿POR QUÉ SE MARCHARON A EEUU?

Cada vez más jóvenes españoles descubren las becas deportivas en Estados Unidos y lo ven como una gran oportunidad para vivir una experiencia diferente. Las siete nadadoras protagonistas de hoy tomaron la decisión de marcharse con una beca de natación a EEUU. Pero, ¿cuál fue la principal razón que les llevó a optar por marcharse a EEUU? Las 7 coinciden en que el principal motivo para decidirlo fue la dificultad para compaginar los estudios con el deporte en España:Laura Ruiz Astorga se fue a Estados Unidos a estudiar primero de bachillerato  con la idea de ver más mundo y mejorar su nivel de inglés: “Cuando volví a España en segundo de bachillerato, volví encantada con Estados Unidos. Había tenido una gran experiencia y quería volver. Además, la idea de poder estudiar lo que quisiera mientras que seguía con la natación a un nivel superior, me parecía perfecta. Compaginar los estudios con el deporte es algo muy duro en España y yo quería seguir con la natación, así que Estados Unidos era la oportunidad perfecta”.

Lo mismo cuenta Carmen Escalante: “Me di cuenta de que en España no es compatible nadar y estudiar al mismo tiempo”. Por su parte, María Artigas explica que tomó la decisión el verano antes de marcharse a EEUU: “Me di cuenta de lo estresante que había sido para mí compaginar el curso y los entrenamientos y pensé: ¿Qué mejor oportunidad de cambiar de aires que empezar la universidad en otro país diferente al mío?”.

ANA MENÉNDEZ CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO.

 

“NO PODÍA DESAPROVECHAR LA OPORTUNIDAD”

Carmen San Nicolás también señala la dificultad para compatibilizar el deporte con sus estudios como principal razón para marcharse: “Decidí irme a EEUU cuando me di cuenta de que, en las circunstancias en las que estaba, no podría desarrollar mi potencial más allá de lo que lo estaba haciendo”. Ana Menéndez nos cuenta que, en su caso, optó por la opción de irse a EEUU después de hablar con su entrenador y de que le contara historias de gente que conocía y había estudiado allí: “Decidí que no podía desaprovechar la oportunidad”.

Por su parte, Rocío Espresati explica que se planteaba la opción americana desde que empezó a estudiar bachillerato, pero fue en el verano de primero a segundo de bachiller cuando tomó la decisión. Andrea Ruiz cuenta que comenzó a contactar con las universidades bastante tarde: “Nunca descarté la idea de quedarme en España si no encontraba una universidad que de verdad me gustase y tuviese la carrera en la que estaba interesada”.

                           LAURA RUIZ, ESTUDIANTE EN UNIVERSITY OF ARKANSAS LITTLE ROCK

 

LA EXPERIENCIA EN EEUU

Decisión tomada: el objetivo es conseguir una beca deportiva para marcharse a EEUU. Tras un proceso de trámites y exámenes para conseguir la beca, llega el momento de comenzar la aventura. ¿Quieres conocer cómo está siendo la experiencia en EEUU de nuestras nadadoras?

“Cada vez estoy más acostumbrada a la vida aquí, a estar fuera de casa, conocer gente nueva y, especialmente, al idioma”, dice Ana Menéndez, que está en su tercer año de carrera. “Lo peor para mí fue adaptarme a estar aquí, lejos de mi familia y hacer nuevos amigos. Es una cultura bastante diferente y el idioma al principio no estaba de mi parte y me costaba abrirme y hablar con la gente”.

Andrea Ruiz está en su segundo año en EEUU: “La verdad es que estoy muy contenta. Al principio se hace duro porque te tienes que acostumbrar a muchos cambios, pero merece la pena el esfuerzo. Lo peor es estar lejos de tu familia y amigos, ¡aunque también echo de menos la comida española! jajaja. Lo mejor es el hecho de poder conocer gente nueva. Aquí todo el mundo es muy abierto y siempre es un plus venir de un país distinto, te acogen enseguida. También seguir nadando a la vez que estudias y encima poder mejorar tu nivel de inglés”.

Carmen Escalante, que acaba de comenzar su cuarto año, cuenta que está disfrutando al máximo de esta experiencia: “Por ahora no me puedo quejar, el equipo me acogió genial y empecé a formar parte de esta familia. Al principio fue un poco difícil acostumbrarse al frío de Indiana, ¡sobre todo a conducir con tanta nieve! También hay algunos profesores que no son nativos americanos y a veces es difícil entenderles”.

rocio gonzalez espresati nadadora eeuu                           ROCÍO GONZÁLEZ-ESPRESATI CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO

 

“NO LLEGUÉ NI A SOÑARLO”

Carmen San Nicolás lleva un año en EEUU: “Mi experiencia está siendo increíble. Poder compaginar la natación  y los estudios a tan alto nivel no llegué ni a soñarlo. No hay nada de lo que me pueda quejar, lo único malo es echar de menos España, la familia y los amigos, pero es fácil de llevar cuando tienes un equipo y entrenadores tan maravillosos”.

Laura Ruiz está en su cuarto año de carrera: “Mi experiencia en EEUU está siendo increíble. Lo mejor que me he llevado de estos cuatro años es a toda la gente a la que he conocido y los lugares que he visitado”. Laura subraya la gran oportunidad que ha sido USA: “Poder estudiar lo que me gusta, sacarme dos carreras (psicología y relaciones internacionales), y poder entrenar a la vez y seguir mejorando es algo increíble que nunca pensé que podría hacer. Si tengo que decir algo malo de mi experiencia en EEUU, diría que es difícil estar tan lejos de casa por cuatro años. Aun así, el país es súper acogedor y los amigos y compañeros que haces se convierten en una segunda familia lejos de casa”.

Rocío Espresati está en su primer año en EEUU y dice que está encantada con su equipo: “De momento, está siendo increíble. Me estoy adaptando genial a la universidad. Esta es la mejor decisión que podría haber tomado y Rice University es simplemente genial”. María Artigas también está en su primer año en USA y nos cuenta que la adaptación a su nuevo entorno ha sido muy rápida: “Lo peor diría que es la comida ya que es muy diferente a la de España y hay que ser muy responsable con lo que eliges para llevar una buena dieta. Lo mejor diría que es que me he adaptado muy rápido y que estoy contenta de estar aprendiendo otro idioma y otra cultura”.

andrea ruiz nadadoras eeuuANDREA RUIZ, ESTUDIANTE EN UNIVERSITY OF EVANSVILLE.

 

NIVEL DEPORTIVO

Los jóvenes que se marchan a universidades en EEUU viven una experiencia multicultural que marcará sus vidas y, además, en el caso de los deportistas, consiguen competir al máximo nivel mientras continúan estudiando. ¿Quieres saber cómo es el nivel deportivo de las universidades de EEUU? Nuestras 7 nadadores están en universidades de DI, ¿cuántas horas entrenan? ¿Qué diferencias notan respecto a España? ¡Te lo cuentan todo!

Laura Ruiz reconoce que el nivel de exigencia es alto: “Estoy entrenando más que en toda mi vida, pero también lo estoy disfrutando más. Entrenamos 20 horas a la semana, con dobles tres días a la semana y nadando todas las mañanas menos los domingos. Además, hacemos pesas y entrenamos fuera de la piscina. El nivel es un poco superior a lo que me esperaba, pero me alegro de que sea así porque me ha ayudado a mejorar mis tiempos y me lo estoy pasando muy bien”.

Rocío Espresati también destaca el alto nivel deportivo de su universidad: “El nivel deportivo es más alto de lo que esperaba, las yardas son otra historia. No hay comparación entre nadar en metros y nadar en yardas. La estrategia de carrera es diferente, los virajes son vitales…. Los entrenos son muy diferentes a lo que solía hacer en España y aún me estoy adaptando a ellos. Entreno un poco menos de 20h a la semana y es genial porque el nivel de exigencia es muy elevado, pero el ambiente es muy amigable“.

Nadadoras division 1 EEUU        CARMEN ESCALANTE CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO.

 

“EL NIVEL DE EXIGENCIA ES MUY ALTO, BASTANTE MÁS DE LO QUE ESPERABA”

“El nivel deportivo está bien, se que aun me queda bastante por mejorar pero aquí me ayudan bastante. Entreno 3 horas y media diarias en la piscina, 1 hora y media por la mañana y 2 por la tarde, con una hora más de gimnasio 3 días a la semana. Los entrenamientos son muy diferentes a lo que yo hacía en España. Antes lo entrenaba todo, todos los estilos, aquí se centran más en tu mejor estilo y en perfeccionarlo. Tiene sus pros y sus contras también, pero me está ayudando a trabajar cosas que no había trabajado antes. En cuanto al nivel de exigencia, es muy alto, bastante más de lo que esperaba, y eso también fue un poco duro al principio”, cuenta Ana Menéndez.

Entrenamos de lunes a sábado 2 horas por las mañanas. Tres días por semana hacemos una segunda sesión por las tardes en el agua y otra hora de pesas y los días que no tenemos pesas, hacemos seco”, explica Andrea Ruiz. Por su parte, Carmen Escalante coincide en que el entrenamiento es duro, tal y como esperaba: “El nivel deportivo es bastante alto, entrenamos 20 horas a la semana y mi entrenador es muy exigente. Pero era algo que sospechaba ya que te están dando una gran beca para que entrenes duro”.

“La conferencia en la que estamos es de las más competitivas, así que el nivel es muy alto. Entrenamos 20 horas a la semana (como establece la normativa) , divididas en 9-10 sesiones de agua y/o gimnasio. Nuestro entrenador es muy creativo, pone mucho esfuerzo en cada entreno para que sean muy entretenidos pero exigentes al mismo tiempo, lo que lo hace muy llevadero”, reconoce Carmen San Nicolás.

María Artigas nos cuenta que está muy contenta con el nivel deportivo de su universidad: “No es como me esperaba, pero creo que es incluso mejor que las expectativas que tenía. Los entrenamientos son completamente diferentes a los de España, es otra mentalidad y utilizan otras técnicas, pero por supuesto el nivel de exigencia es muy alto y siempre te ayudan en todo para que puedas alcanzarlo”.

María Artigas nadadoras EEUU        MARÍA ARTIGAS CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO.

 

COMPAGINANDO LA NATACIÓN CON LOS ESTUDIOS

El principal motivo por el que muchos deportistas españoles se van a estudiar la carrera a EEUU es porque allí es más fácil compaginar el deporte y lo estudios. ¿Cómo lo están viviendo nuestras 7 nadadoras? ¿Cómo se organizan para llegar a todo?

Andrea Ruiz nos cuenta que ha notado que las universidades en EEUU valoran mucho a los jóvenes que compaginan estudios y deporte: “La verdad es que aquí valoran mucho el que seas deportista, no tiene nada que ver con España. Aquí la mayoría de los profesores son muy comprensivos y ven el deporte como algo positivo y no como un impedimento para graduarte. Si además de ser deportista, eres extranjero y te esfuerzas en sacar buenas notas, los profesores lo van a valorar aún más. En cuanto a compaginar estudios y deporte, cuando estamos en temporada de competiciones solemos viajar cada fin de semana y a veces perdemos clases, pero los profesores siempre están dispuestos a ayudarte con las clases que pierdas, mover fechas de exámenes…”.

Lo mismo cuenta Ana Menéndez, que explica que los deportistas tienen muchas facilidades en EEUU: “Tenemos prioridad para registrarnos en las clases, así si es una clase pequeña, casi fijo que podemos cogerla porque somos los primeros en registrarnos. También escoges tu horario y las clases que quieres dar. Tenemos un ‘advisor’ que nos guía con las clases que nos faltan. Los profesores, por lo general, están más que dispuestos a ayudarte si faltas a algún examen por una competición“.

“Compaginar las dos cosas aquí es muy fácil. Los deportistas podemos registrarnos en las clases que necesitamos antes que el resto de alumnos, de manera que tenemos plaza garantizada. Además, las mismas clases se ofrecen a diferentes horas, por lo que puedes elegir la que más te convenga para poder compaginarlo con el entreno. También somos nosotros quienes creamos nuestro horario de clases, así que puedes seleccionar tus clases alrededor de las horas de entreno y cuando mejor te parezca”, dice Carmen San Nicolás.

Carmen San Nicolás                               CARMEN SAN NIOLÁS ESTUDIANTE EN UNIVERSITY OF MIAMI.

 

“AQUÍ TE LO PONEN MUCHO MÁS FÁCIL PARA CONSEGUIRLO” 

“No me resulta muy difícil compaginar los estudios con el deporte. Tanto los entrenadores como los profesores saben que tenemos mucho que hacer y lo entienden cuando nos estresamos. Además, los profesores nos ayudan cuando tenemos que perdernos clases o exámenes por competiciones. Es duro a veces cuando no puedes dormir muchas horas porque estás estudiando y te tienes que levantar a las 6 de la mañana para entrenar, pero se maneja bien”, nos cuenta Laura Ruiz.

María Artigas asegura que es difícil llegar a todo, pero dice que contar con el apoyo de los profesores lo hace más fácil: “Pienso que es muy duro compaginar estudios con deporte, pero creo que aquí te lo ponen mucho más fácil para poder conseguirlo, ya que a la mínima que vas mal con una asignatura te ponen un tutor para que te ayude. También te hacen pasar al menos ocho horas en la biblioteca a la semana para asegurarse de que estudias lo necesario”.

Rocío Espresati dice que es posible compaginar la carrera con el deporte, pero reconoce que es difícil: “Creo que es viable; obviamente, te tienes que organizar muy bien, pero aquí te ayudan mucho con eso. Tenemos programas de tutorizacion en los estudios, y gente dedicada específicamente a que tengas éxito en ambos campos”. “Al principio me costó mucho compaginar estudios y natación ya que siempre estaba muy cansada. En España no estaba acostumbrada a despertarme tan temprano todos los días. Pero uno se acostumbra a todo”, cuenta Carmen Escalante.

                         LAURA RUIZ CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO.

 

¿QUÉ LE DIRÍAS A UN NADADOR ESPAÑOL?

Ellas ya están estudiando y compitiendo en EEUU, pero, ¿qué le dirían a un nadador español que se está planteando la opción americana?

Andrea Ruiz lo tiene claro: “Si tienen la oportunidad y es algo que les motiva, que no la desaprovechen. Creo que es una experiencia única, te enseña a apreciar las cosas buenas que tienes en casa y a valorar todo mucho más. También aprendes a valerte por ti mismo y crecer, no solo como deportista, sino también como persona”.

Lo mismo piensa Laura Ruiz: “A un nadador que se está planteando la opción americana le diría que lo haga, que se venga a Estados Unidos. La natación es un deporte muy duro y sacrificado, pero todos los nadadores lo amamos. Para seguir nadando y seguir con nuestra pasión, lo ideal es irse a EEUU. En España es muy difícil compaginar los estudios con el deporte, especialmente la natación. En EEUU se pueden compaginar ambos. Además, las competiciones y la mentalidad de equipo en EEUU es muy diferente a España y muy divertido. Es una experiencia increíble”.

“QUE APROVECHE LA OPORTUNIDAD Y NO DUDE EN VIVIR ESTA EXPERIENCIA”

“A un nadador español le diría que no se lo piense y aproveche la oportunidad. No todo el mundo la tiene y es un privilegio. Los entrenadores escogen a los mejores y a quien ellos piensan que puede aportar cosas muy buenas al equipo y no todo el mundo tiene esa oportunidad, ni algunos del propio país. Puede parecer difícil al principio, eso depende de la persona, pero al final te acabas acostumbrando y estés donde estés, siempre va a haber alguien que haya pasado por lo que tú estés pasando y te ayude”, dice Ana Menéndez.

Por su parte, Carmen San Nicolás destaca el desarrollo personal que supone esta experiencia: “A cualquier nadador español le diría que aproveche la oportunidad y no dude en vivir esta experiencia. Aquí no solo se crece deportivamente, sino en todos los aspectos”. María Artigas señala el privilegio de los nadadores que pueden disfrutar de esta experiencia:  “Le diría que yo no me arrepiento para nada de haberme ido, que no tenga miedo, que si sale bien o mal al fin y al cabo es una gran experiencia y que, si al final decide irse, lo aproveche al máximo ya que es una oportunidad que no todo el mundo puede tener”. 

Carmen Escalante coincide en que es una gran experiencia que anima a vivir a cualquier nadador que se lo esté planeando. Aunque también explica que 4 años en EEUU, lo que dura la carrera, es suficiente para ella porque reconoce que echa de menos su casa. Por último, Rocío Espresati anima a todos los nadadores españoles a intentarlo: “A un nadador español le diría que es una experiencia fantástica y que aprendes muchísimas cosas, además de adquirir capacidad para desenvolverte por tu cuenta. Haces muchos amigos, ¡te va a encantar! Pero intenta ponerte las pilas con el inglés porque es la única barrera. Cuando te sueltas con el idioma, todo va rodado”.

              MARÍA ARTIGAS CON SUS COMPAÑERAS DE EQUIPO.

 

BECAS DE NATACIÓN EN USA

¿Tú también eres nadador y quieres compaginar estudios y deporte en EEUU? Puedes hacerlo con una beca de natación en USA. Necesitamos que completes con tus datos el formulario de nuestra página web para que podamos evaluar tu perfil, tanto el nivel deportivo como académico, y así podamos informarte sin ningún compromiso de tus opciones de beca en EEUU. ¡Vamos, es el momen to

más info aquí

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies