Nada de Propósitos para el 2018 por Ángel Sanz

0

Estos últimos días y en los próximos escucharemos hablar de los propósitos para 2018. Hay estudios que dicen que sólo el 8% de esos propósitos se cumplen, Y también dicen que para febrero, el 80% de esos propósitos ya se han abandonado.

Y yo me pregunto si es que somos unos optimistas empedernidos, si es que los ponemos para los demás en lugar de para nosotros, si es que se nos calienta la boca con tanta comida y bebida o es que nos gusta vivir en esos mundos de ilusiones que se crean en las Navidades.

Pues yo creo que todo lo anterior y nada al mismo tiempo. Desde luego que el optimismo reinan en el ambiente. Pero yo creo que el principal problema es que hay una confusión desde la base. No se hacen nuevos propósitos en año nuevo. Que coincida que encontramos nuestro propósito justo en esa fecha es casi una lotería. Lo que ocurre es que confundimos propósito con objetivo. Y a partir de ahí… todo lo que viene ya es una gran farsa mental.

Así que, para 2018 más vale que nos olvidemos de propósitos y empecemos a pensar en objetivos. Y los objetivos eficaces, por definición, deben ser Medibles, Alcanzables, Realistas, Temporales (con fecha) y Específicos. Si no, más que objetivos, son un deseoMás que propósitos de año nuevo lo que estamos escuchando son deseos de año nuevo.

Y para más inri, si realmente vamos a por objetivos y queremos salir de “la la land”, con los objetivos deberíamos adjuntar un plan de acción que nos haga saber que tiene sentido. Ese plan que confirma que vamos en la dirección correcta, que nos da indicadores y que no nos permite abandonar a las pocas semanas de empezar porque no tenemos ni idea de dónde estamos, ni hacia dónde vamos.

Si lo pensamos bien, en inglés no se llaman propósitos de año nuevo sino “resoluciones de año nuevo” (New Year´s resolutions). La verdad es que ese idioma es más honesto consigo mismo que el nuestro.

Por tanto, os deseo objetivos para 2018. Objetivos bien puestos. Objetivos que nos valgan para algo. Objetivos que nos hagan mejorar. Pero sobre todo, objetivos que nos lleven hacia nuestro propósito. Y si aún no lo tenemos claro, os deseo objetivos que nos lleven hacia lo que os apasiona. Es el paso previo hacia el propósito.

Feliz Noche Vieja y nos vemos el año que viene.

Sígueme en Twitter

Aquí os dejo un clásico que viene bien en estas fechas. Me gusta esa parte en la que dice.. “no dejes de creer.. a no ser que tu sueño sea estúpido. Entonces, búscate otro sueño”. Pues lo mismo con los propósitos y objetivos.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies