“8 formas en que la Inteligencia Artificial transformará nuestras vidas” de Ángel Bonet

0

La inteligencia Artificial (AI) alcanzará un punto de inflexión muy relevante en tan solo 15 años. Su impacto en nuestras vidas será enorme, tanto a nivel laboral como personal. En concreto va a transformar por completo nuestra manera de vivir en las ciudades.
Un panel de expertos reunidos como parte de un estudio, -dirigido por Eric Horvitz, técnico y director general de Microsoft Research-, sobre el impacto de la IA concluye que sus efectos serán profundos. Cada cinco años un panel de expertos evaluará el estado actual de la IA y sus direcciones futuras. El primer panel, -compuesto por expertos en inteligencia artificial, derecho, ciencias políticas, política y economía-, se lanzó el otoño pasado y decidió enmarcar su informe en torno al impacto que la inteligencia artificial tendrá en la ciudad estadounidense promedio.
Así es como piensan que afectará ocho dominios clave de la vida de la ciudad en los próximos quince años:

1. Transporte

La velocidad de la transición al transporte guiado por AI puede sorprender al público. Los vehículos autónomos serán ampliamente adoptados para 2020, y no solo serán los automóviles: los camiones de reparto sin conductor, los drones de entrega autónomos y los robots personales también serán algo lugar común.
Así, los ‘autos como servicio’ de estilo Uber probablemente reemplazarán la propiedad de automóviles, lo que puede desplazar el transporte público o ver su transición hacia enfoques similares a medida sobre pedido. Los viajes diarios se convertirán en un momento para relajarse o trabajar productivamente, alentando a las personas a vivir más lejos de sus hogares, lo que podría combinarse con una menor necesidad de estacionamiento para cambiar drásticamente el rostro de las ciudades modernas.

Las montañas de datos de un número cada vez mayor de sensores permitirán a los administradores modelar los movimientos, las preferencias y los objetivos de los individuos, lo que podría tener un gran impacto en la infraestructura de la ciudad y de su diseño. Sin embargo, los humanos no estarán fuera del circuito.
Los algoritmos que permiten a las máquinas aprender de las aportaciones humanas y coordinarse con ellas serán cruciales para garantizar que el transporte autónomo funcione sin problemas. Hacerlo bien será clave, ya que será la primera experiencia del público con los sistemas de inteligencia artificial corporales y tendrá una gran influencia en su aceptación.

2. Robots domésticos y de servicio

Los robots que hacen cosas como entregar paquetes y limpiar oficinas serán mucho más comunes en los próximos 15 años. Los fabricantes de chips móviles ya están exprimiendo el poder de los supercomputadores del siglo pasado en sistemas en un chip que aumenta drásticamente la capacidad de computación a bordo de los robots.
Los robots conectados a la nube podrán compartir datos para acelerar el aprendizaje. Los sensores 3D de bajo costo como el Kinect de Microsoft acelerarán el desarrollo de la tecnología perceptual, mientras que los avances en la comprensión del habla mejorarán las interacciones de los robots con los humanos.
Pero el costo y la complejidad del hardware confiable y la dificultad de implementar algoritmos perceptivos en el mundo real significan que los robots de propósito general todavía están algo lejos.

3. Cuidado de la salud

El impacto de Inteligencia Artificial en el cuidado de la salud en los próximos 15 años dependerá más de la regulación que de la tecnología. Las posibilidades más transformadoras de la Inteligencia Artificial en la atención médica requieren acceso a los datos, pero la FDA no ha logrado encontrar soluciones al difícil problema de equilibrar la privacidad y el acceso a los datos. La implementación de registros electrónicos de salud también ha sido deficiente.
Si se pueden eliminar estos obstáculos, AI podría automatizar el trabajo de diagnóstico mediante la extracción de registros de pacientes y la literatura científica. Este tipo de asistente digital podría permitir a los médicos enfocarse en las dimensiones humanas de la atención, mientras usan su intuición y experiencia para guiar el proceso.
A nivel de la población, los datos de los registros de los pacientes, los dispositivos portátiles, las aplicaciones móviles y la secuenciación del genoma personal harán que la medicina personalizada sea una realidad. Si bien la radiología completamente automatizada es poco probable, el acceso a enormes conjuntos de datos de imágenes médicas permitirá el entrenamiento de algoritmos de aprendizaje automático que pueden “clasificar” o controlar los escaneos, reduciendo la carga de trabajo de los médicos.
Los andadores inteligentes, las sillas de ruedas y los exoesqueletos ayudarán a mantener activos a los ancianos, mientras que la tecnología de hogares inteligentes podrá respaldarlos y supervisarlos para mantenerlos independientes. Es posible que los robots comiencen a ingresar a los hospitales llevando a cabo tareas simples como entregar los productos en la habitación correcta o hacer suturas una vez que la aguja se coloca correctamente, pero estas tareas solo serán semiautomáticas y requerirán la colaboración entre humanos y robots.

 

4. Educación y la Inteligencia Artificial

La línea entre el aula de clases y el aprendizaje individual se verá borrosa para el año 2030. Los masivos cursos abiertos en línea (MOOC, por sus siglas en inglés) interactuarán con tutores inteligentes y otras tecnologías de IA para permitir una educación personalizada a gran escala. El aprendizaje basado en computadora no reemplazará el aula, pero las herramientas en línea ayudarán a los estudiantes a aprender a su propio ritmo utilizando técnicas que funcionen para ellos.

Los sistemas educativos habilitados para Inteligencia Artificial aprenderán las preferencias de las personas, pero al agregar estos datos también acelerarán la investigación educativa y el desarrollo de nuevas herramientas. La enseñanza en línea aumentará cada vez más el acceso a la educación, haciendo que el aprendizaje sea permanente, permitiendo que las personas se recapaciten y aumentando el acceso a una educación de alta calidad en los países en desarrollo.
La sofisticada realidad virtual permitirá a los estudiantes sumergirse en mundos históricos y de ficción o explorar entornos y objetos científicos difíciles de abordar en el mundo real. Los dispositivos de lectura digital serán mucho más inteligentes también, vinculando a información suplementaria y traduciendo entre idiomas.

5. Comunidades de bajos recursos

En contraste con las visiones distópicas de la ciencia ficción para el año 2030 la IA ayudará a mejorar la vida de los miembros más pobres de la sociedad. El análisis predictivo permitirá que las agencias gubernamentales asignen mejor los recursos. La planificación de la Inteligencia Artificial podría ayudar a distribuir el exceso de comida de los restaurantes a los bancos de alimentos y albergues antes de que se eche a perder.

Sin embargo, la inversión en estas áreas está poco financiada, por lo que la rapidez con que aparecerán estas capacidades es incierta. Existe el temor de que el aprendizaje automático sin valor pueda discriminar inadvertidamente al correlacionar las cosas con la raza o el género, o con factores sustitutos como los códigos postales.

6. Seguridad pública y seguridad

Para 2030, las ciudades probablemente dependan en gran medida de las tecnologías de inteligencia artificial para detectar y predecir el delito. El procesamiento automático de secuencias de CCTV y drones permitirá detectar rápidamente un comportamiento anómalo. Esto no solo permitirá que la policía reaccione rápidamente, sino que también pronostica cuándo y dónde se cometerán los crímenes. Los temores de que el sesgo y el error puedan llevar a que las personas sean indebidamente atacadas se justifican, pero los sistemas bien pensados podrían contrarrestar el prejuicio humano y resaltar la negligencia policial.

Técnicas como el análisis del habla y la marcha podrían ayudar a los interrogadores y a los guardias de seguridad a detectar comportamientos sospechosos. Contrariamente a las preocupaciones sobre la aplicación de la ley demasiado generalizada, es probable que la Inteligencia Artificial haga que la policía sea más específica y, por lo tanto, menos autoritaria.

7. Empleo y lugar de trabajo

Los efectos de la Inteligencia Artificial se sentirán más profundamente en el lugar de trabajo. Para el año 2030, AI estará invadiendo profesionales calificados como abogados, asesores financieros y radiólogos. A medida que sea capaz de asumir más funciones, las organizaciones podrán escalar rápidamente con fuerzas de trabajo relativamente pequeñas.

Es más probable que la Inteligencia Artificial reemplace tareas en lugar de empleos en el corto plazo, y también creará nuevos puestos de trabajo y mercados, incluso si es difícil imaginar lo que serán en este momento. Si bien puede reducir los ingresos y las perspectivas de trabajo, aumentar la automatización también reducirá el costo de los bienes y servicios, lo que hará que todos sean más ricos.

Estos cambios estructurales en la economía requerirán respuestas políticas más que las puramente económicas para asegurar que estas riquezas sean compartidas. A corto plazo, esto puede incluir recursos que se destinan a la educación y el reciclaje, pero a más largo plazo puede requerir de una red de seguridad social mucho más amplia o enfoques radicales como un ingreso básico garantizado.

8. Entretenimiento

El entretenimiento en 2030 será interactivo, personalizado e inconmensurablemente más atractivo que hoy. Los avances en sensores y hardware harán que la realidad virtual y los robots acompañantes entren cada vez más en el hogar. Los usuarios podrán interactuar con los sistemas de entretenimiento, y mostrarán emoción, empatía y la capacidad de adaptarse a las señales ambientales como la hora del día.

Las redes sociales ya permiten canales de entretenimiento personalizados, pero la gran cantidad de datos recopilados sobre patrones de uso y preferencias permitirá a los proveedores de medios personalizar el entretenimiento a niveles sin precedentes. Existe la preocupación de que esto podría dotar a los conglomerados de medios de comunicación de un control sin precedentes sobre las experiencias on line de las personas y las ideas a las que están expuestas.

Pero los avances en la inteligencia artificial también harán que crear tu propio entretenimiento sea mucho más fácil y atractivo, ya sea ayudando a componer música o coreografías con un avatar. Democratizar la producción de entretenimiento de alta calidad hace que sea casi imposible predecir cómo se desarrollarán los gustos humanos altamente fluidos para el entretenimiento.

Está claro que este 2018 va a arrancar con muchas novedades tecnológicas, y que año a año la transformación tecnológica nos irá invadiendo y transformando, para tener una vida y un entorno mejor. ¡Feliz año nuevo!

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies