Sobre Ronaldo, Messi y Neymar de Ángel Sanz en Expansión

0

Ya estamos inmersos en el Mundial de fútbol. Ya tenemos los primeros dramas: Empieza España con nuestro espectáculo de Lopetegui and “company”, Argentina casi fuera, Alemania casi la lía, Brasil sufriendo contra Costa Rica… y lo que aún nos queda. Pero a nivel individual, hay tres jugadores que están recibiendo todos los focos por diferentes razones: Ronaldo, Messi y Neymar.

Otra vez las discusiones sobre quién es mejor jugador del mundo, quién es más determinante, quién está liderando adecuadamente y quién va a llevar su selección más lejos. La verdad es que hay un montón de conversaciones de bar al respecto que no llevan a ningún sitio más allá del fanatismo acompañado de una cervecita pero sí que me ha surgido una curiosidad que me gustaría compartir.

Desde que el fútbol dio un salto definitivo al profesionalismo, los presupuestos se multiplicaron, la Liga Europea se convirtió en la Champions, La Primera División se convirtió en La Liga, las marcas deportivas firmaron contratos mil-millonarios con clubes, federaciones y jugadores, el Mundial de Selecciones crece exponencialmente en impacto y las televisiones invierten presupuestos inconcebibles cada año…. El fútbol es mucho más que fútbol. Por tanto, los futbolistas que juegan en estos niveles son mucho más que futbolistas. Y por tanto, las súper estrellas trascienden el propio deporte que practican y se convierten en súper referentes dentro y fuera del campo.

En su momento, analizamos a los entrenadores profesionales y vimos que para ser buen entrenador, saber de tu deporte (conocimiento técnico) es sólo una de las tres facetas fundamentales para tener éxito. Las otras dos eran la Gestión Interna (club, prensa, etc…) y la Gestión de Personas (jugadores, equipo técnico y entorno deportivo). Respecto a las súper estrellas de fútbol, pasa lo mismo. Aquí impacta muchísimo su capacidad técnica y física. Es diferencial en el campo de fútbol y es imprescindible. Sin esto no hay nada y no hay nadie que pueda hacerlo por ti. Pero sólo con esto no lo tienes todo. Para ser una súper estrella de algo que es más que fútbol tienes que ser capaz de gestionar algo más que tu fútbol. Por tanto, también hay otros factores necesarios para coronarse en el olimpo de los dioses del deporte rey.

¿Y cuales son esos factores extras?. En mi opinión son dos: 1) la Gestión de la Carrera y 2) la Construcción del Personaje.

Respecto a la Gestión de la Carrera, tiene que ver quién te asesora, si te dejas asesorar, cómo te asesora, qué intereses tiene, si son compatibles con los tuyos, sus tiempos, lso tuyos, la prioridad de la carrera deportiva sobre la económica, cómo eres capaz de ponerte en un entorno donde tu talento se capitaliza al máximo, elegir el equipo adecuado, estar en el proyecto deportivo adecuado, trabajar los plazos mirando el medio y largo sobre el corto, ponerte en disposición de ganar títulos ya que los títulos se ganan en equipo, evitar riesgos innecesarios (ej. fiscales, jurídicos, personales, etc…) y, en la medida de lo posible, controlar el destino dentro de un mundo en el que los equipos marcan la pauta. No hay que olvidar que el jugador no es cliente sino producto, tanto para el club como para el representante. Aunque hay ciertos productos que son tan valiosos que pueden marcar su propio destino…. Por un tiempo.

Respecto a la Construcción del Personaje, es una cuestión en la que prima sobre todo la comunicación. Paul Watzlawick ya decía que es imposible no comunicar. Hasta cuando no queremos comunicar estamos comunicando que no queremos comunicar. Por tanto, las súper estrellas están comunicando a voces…. todo el tiempo. Y están construyendo su personaje… todo el tiempo. En el campo, en los entrenamientos, en la calle, en sus actos públicos… incluso en el ámbito privado si esto trasciende de algún modo. El personaje es lo que tu audiencia percibe de ti. Tú puedes controlar cómo salen los mensajes e incluso algunos canales pero no tanto cómo se perciben.

En el caso de Ronaldo, Messi y Neymar, mi opinión es que Ronaldo está una marcha por encima de Messi y que Neymar está dos o tres marchas por detrás de los dos.Independientemente de la capacidad futbolística (donde creo que Messi tiene más magia y talento innato) Cristiano ha demostrado un nivel de gestión de carrera que le ha permitido estar un paso por delante tanto a nivel del clubes como a nivel de selección. Independientemente de los galardones individuales, a nivel colectivo, la gestión de carrera de Cristiano está siendo ejemplar desde un punto de vista deportivo tanto en el ámbito de club como en el ámbito de selección nacional. Como decía Simeone en ese “robado”… “¿A quién preferirías tener en un equipo mediocre?”. Messi también ha hecho un buen trabajo a nivel del club pero en el ámbito de selección no ha conseguido el nivel de Cristiano. Neymar aún va dando vueltas por Europa buscando más el dinero, las comisiones, la especulación y el falso liderazgo que un planteamiento más sólido y orientado.

Respecto a la Construcción del Personaje, Ronaldo y Neymar están un paso por encima de Messi. Independientemente de que nos guste más o menos su estilo, el impacto de la comunicación fuera del campo de Ronaldo y Neymar es mucho mayor que la de Messi. Messi habla más dentro del campo. Ha decidido mantener un perfil bajo fuera del césped y por tanto no necesita reforzar su mensaje dentro. Sin embargo, Ronaldo y Neymar, además de hablar dentro y hablan fuera. Y también lo hacen a voces para bien y para mal.

Porque hay una gran diferencia entre Ronaldo y Neymar y es que Ronaldo está a la altura de sus mensajes mientras que Neymar no lo está.  Ronaldo es el ganador inegociable, ambicioso, egoísta, cazador, asesino, trabajador, profesional, incluso caprichoso, implacable, líder, exitoso, chulo que se entrega en cuerpo y alma las 24 horas del día a su profesión. Sin embargo, Neymar es el débil, protegido, quejica, tramposo, fiestero, inmaduro, llorón, talentoso, chulo, movido más por el dinero y la fama que por una motivación deportiva y colectiva. Neymar se parece más a una moda y Cristiano a un movimiento. Messi se identificará más con una era mientras que Neymar pasará como algo diferente que causó sensación pero no marcó época

Ronaldo y Messi están a la altura de su personaje. Neymar no. Ronaldo ha elevado su personaje y por tanto tiene que elevar su nivel de exigencia para estar a la altura. Y así lo ha hecho. Messi no lo ha elevado por tanto no tiene que hacer tanto esfuerzo. Pero es mucho mejor que el caso de Neymar. Porque Neymar ha elevado el personaje pero no es capaz de estar a la altura, quizás sí en fútbol pero no en gestión de carrera ni en comunicación tanto por lo que transmite dentro del campo como lo que transmite fuera. Podría empezar por dejar de tirarse, de llorar, de quejarse y de insultar en los partidos. Luego, ya podemos centrarnos en lo que hace fuera. Pero para eso tiene asesores tan profesionales como su padre que le van marcando el camino.

Sígueme en Twitter

PD. Que tu padre sea el mejor asesor posible es tan improbable como que te toque la lotería. Una cosa es que sea la persona en la que tengas más confianza pero otra cosa es que sea el que lidera la carrera profesional y de comunicación de un deportista.

Vídeo: tras el partido con Costa Rica, las redes están centradas en la actuación teatral de Neymar. Esto no ayuda mucho a la construcción del personaje.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies