Datos y estadísticas sobre el crecimiento del mercado de asistentes de voz, de Roberto Carreras

0
Hablamos recientemente sobre “Cómo la voz cambiará la forma en la que nos relacionamos con la tecnología“, hoy apuntaré algunos datos interesantes sobre el mercado y su potencial crecimiento.
Sobre la base de las ventas actuales, Canalys estima que esta cifra alcanzará los 100 millones a finales del año 2018. Para 2021, según otra firma de investigación, Ovum, habrá casi tantos asistentes activados por voz en el planeta como personas. Los teléfonos móviles tardaron unos 30 años en superar a los humanos. Alexa y sus compañeros pueden llegar en menos de la mitad de ese tiempo. Se predice que la tasa de adopción de altavoces inteligentes será mucho más rápida que la de radio, televisión, internet o teléfono inteligente.
Por su parte Gartner estima que en 2020 el 75% de los hogares norteamericanos contará con un dispositivo de voz. Según datos de Comscore, un 20% de las búsquedas en Android son vía voz; y se espera que para 2020 sean un 50%.
El último estudio de Edison Research, “The Smart Audio Report“ cifra en cerca de 43 millones el número de personas que poseen un asistente de voz en Estados Unidos. Según el informe nos encontraríamos ahora en la fase de adopción mayoritaria, dejando atrás la de los denominados ‘Early Adopters’, o primeros usuarios.
Lo que diferencia a un asistente de voz inteligente de uno convencional es la gama integrada de micrófonos, generalmente alrededor de media docena, y la tecnología de reconocimiento de voz de campo lejano utilizada para procesar consultas y comandos humanos desde una variedad de direcciones, todo al mismo tiempo que descartan el ambiente ruido. El altavoz está conectado a través de Wi-Fi a Internet y a las supercomputadoras remotas dotadas de inteligencia artificial que traducen nuestras expresiones en un lenguaje comprensible para la máquina. Aunque un altavoz inteligente parece un dispositivo independiente, de hecho está conectado a un pozo global tan amplio y profundo que ninguna biblioteca física podría contener todo su conocimiento.
La compañía que logre alcanzar el éxito en el mercado de altavoces inteligentes aglutinará a los fabricantes de dispositivos, diseñadores de aplicaciones y consumidores en su ecosistema de dispositivos y servicios, al igual que Microsoft vinculó la industria de computadoras personales a su sistema operativo en la década de 1990. Alexa funciona ya con más de 20.000 dispositivos de hogares inteligentes que representan más de 3.500 marcas: su voz se escucha en más de 100 dispositivos de terceros, incluidos auriculares, sistemas de seguridad y automóviles. Algunos casos como los altavoces de Sonos, la navegación de Garmin y los vehículos BMW. También es el caso de otros fabricantes como Polk Audio Command Sound Bar, Orbi Vouce de Netgear, iLuv Aud Click y hasta el fabricante inglés de amplificadores de guitarras Marshall tiene su propia integración con Alexa.
En esta línea gigantes como IBM han desarrollado sus soluciones para que otras compañías puedan crear sus propios asistentes, sin necesidad de emplear los Google o Amazon. Se trata de la solución IBM Watson Assistant, un asistente de voz provisto desde la nube. Permite personalizar la solución a medida de cada empresa, de forma que los desarrolladores pueden crear comandos activados por voz y otras funcionalidades desde Watson Assistant, eliminando así palabras de los dispositivos de las tecnológicas como “Alexa” u “OK Google”. Ello unido a otra ventaja que es el control de los datos, ya que cada integración de Watson Assistant, evita que otras compañías, IBM incluido, puedan extraer información de las actividades de los usuarios.
Algunos competidores menos conocidos, aparte de Google Home, Microsoft Cortana, HomePod de Apple y Amazon Echo, son el Asistente Inteligente de Lenovo (Alexa); Panasonic SC-GA10 (Asistente de Google); Sony LF-S50G (Asistente de Google); Harman Kardon Invoke / Allure (Cortana / Alexa de Microsoft); JBL Link series (Asistente de Google); Sonos One (Alexa); y hasta televisores Samsung que integran el asistente de voz Bixby de la compañía para el control de la visualización de TV y la automatización del hogar. Facebook tampoco quiere quedarse atrás.
No obstante, son las corporaciones tecnológicas las que tienen las posibilidades, recursos y grandes ambiciones: buscan colonizar el espacio cotidiano: hogar, oficina, coche… En un futuro quizá no muy lejano, todo, desde la iluminación hasta el aire acondicionado, la nevera o la cafetera, se podrá conectar a un sistema controlado por voz.
No hay que olvidar en esta realidad la fuerza del mercado chino y sus propios dispositivos. Según Canalys China es responsable de la mitad del crecimiento mundial de los altavoces inteligentes, con dispositivos de compañías como Alibaba (Alibaba Tmall Genie), Xiaomi (Xiaomi Mi AI) o Huawei (Huawei AI Cube)
Según el informe “Global Speech and Voice Recognition Market-Industry Trends and Forecast 2025” de Data Bridge Market Research, se espera que el mercado mundial de la voz, conversación y la tecnología asociada al reconocimiento de voz alcance los 6,770.21 millones de dólares para 2025, con una crecimiento anual del 25.7% en el período de pronóstico 2018 a 2025. Los principales factores que impulsan el crecimiento de este mercado son la integración efectiva debido a la mayor demanda de sistemas biométricos de voz, la demanda creciente de autenticación de voz en aplicaciones móviles y el uso de inteligencia artificial (AI) en la precisión del reconocimiento de voz.
Capgemini, en su investigación “Conversational Commerce”, señala que más de la mitad (51%) ya son usuarios de asistentes de voz, en gran parte a través de teléfonos inteligentes (81% usa este modo). Según este estudio, en 2021 el 40% de los encuestados dice que elegiría un asistente de voz en lugar de una aplicación móvil o sitio web.
En la economía de atención de hoy, el consumidor tiene muchas opciones. La responsabilidad recae en las organizaciones para captar la atención limitada de los consumidores y diseñar experiencias de clientes convincentes que construyan relaciones duraderas.
La revolución de la voz acaba de comenzar. Hoy, Alexa, Google Home son meros asistentes, pero muy pronto podrán ser mucho más: maestros, terapeutas, confidentes, marcas que tienen su propia voz…
Pronto más…
Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies